Tiempo de Cuaresma

Los cristianos recibimos en la frente o en la cabeza el signo de la ceniza al comienzo de la Cuaresma



La Cuaresma comprende los cuarenta días de preparación para la Pascua de Resurrección.

Este Tiempo empieza el miércoles de ceniza y termina antes de la Misa de la última Cena de jueves Santo.

El Miércoles de Ceniza recuerda a cada cristiano su situación de pecado y la necesidad de convertirse.

Están invitados a practicar especialmente las limosnas, la oración y el ayuno.

El tiempo de Cuaresma es un tiempo de conversión.

También recuerda los cuarenta días que Jesús vivió en el desierto y su lucha contra las tentaciones.

El desierto es un lugar despoblado, seco, donde casi no hay vegetación y falta el agua. Jesús fue a orar y ayunar.




Significa:

abandono y soledad exterior e interior, para encontrarse con Dios.

Jesús quiso preparar así su ministerio público.



La Cuaresma incluye cinco domingos más el Domingo de Ramos y es un período de liturgia sobria.

Se utiliza el color de ornamento morado, a excepción del cuarto domingo, llamado “Laetare” que se utiliza el color rosa

No se dice ni canta el Gloria y tampoco el Aleluya



No se ponen flores en el altar.

La entrada triunfal de Jesús en Jerusalén se recuerda el Domingo de Ramos.

El Domingo de Ramos: primer día de la Semana Santa

y de su Pasión.

Los Cuarenta días:

Moisés y Elías estuvieron cuarenta días en el desierto.



Israel cuarenta años, en peregrinación hacia la tierra prometida.

Significa:

tiempo de la prueba a la que Dios somete al pueblo.

Es también “hoy”: tiempo propicio para escuchar la voz de Dios y no endurecer el corazón.



Nuestro trato con Dios necesita un “espacio” adecuado (el desierto como lugar de silencio), y un “tiempo” oportuno y concreto, “suficiente” para escuchar, a través de nuestra conciencia, su voz de Padre que corrige y consuela a la vez.

El ayuno

Junto con el desierto y la oración, el ayuno nos ayuda a hacer penitencia, para revisar nuestra vida y buscar sinceramente a Dios. Los que se retiran al desierto para encontrarse con Dios, ayunan.

El ayuno es abstenerse de comida y bebida.



Es símbolo y expresión de una renuncia a todo lo que nos impide realizar en nosotros el proyecto de Dios.

Ayunar es también:

hablar menos, no gastar en cosas innecesarias o caprichos, perder menos tiempo frente a la televisión, trabajar mejor, ayudar a los demás,  hacer obras de caridad, etc.

Va unido a la limosna, a ser generosos con los demás. Si ayunáramos sólo para sufrir o demostrar que somos fuertes, estaríamos desvirtuando su verdadera finalidad.



!Recuerda hermano/a Jesús , dio  todo por tí y tu que harías por Él!

Un pensamiento en “Tiempo de Cuaresma

  • 22 enero 2015 en 21:14
    Enlace permanente

    La explicación es sencilla y comprensible les agradezco infinitamente pues me ha servido para que mi servicio en la parroquia sea exacto. Gracias y que el Señor los bendiga en prosperidad y abundancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *