El Culto de los Santos y el Culto de los Difuntos

El culto de los Santos( 1 de Noviembre dia

de Todos los Santos).

Aquí se ha de entender por Culto, tanto de homenaje religioso oficial que la liturgia rinde a los Santos del cielo, como el particular de los fieles implorando su interceción ante Dios e imitando sus virtudes y ejemplos en orden a su perfeción. Como siervos que son de Dios todos los Santos, incluso la Virgen, solo tienen derecho a un Culto inferior al a Dios solo debido. Para la Virgen, es el Culto de “hyperdulia”, y de “dulía” para los Santos. En efecto, solamente a Dios Uno y Trino, es adorable (culto de “latría”); María es venerada y honrada por sobre todos los Angeles y Santos, y los Santos y los Angeles, como humildes siervos de Dios. Es el mismo Culto que en la fiesta común de” Todos los Santos”, se da a todo los bienaventurados del cielo. Dios sobre todos, María después de las personas divinas, luego los Angeles, y finalmente Todos los Santos. El grado de gloria de cada Santo en el cielo, solamente Dios lo conoce. La iglesia lo distingue en la liturgia, en categorías celebratorias, de acuerdo a su participación en el Misterio de Cristo e influjo bienhechor de su actuación en la tierra, como hijos de Dios y miembros distinguidos del Cuerpo de Cristo. Reglamentado así por el Magisterio de la Iglesia, el Culto a los Santos es un Culto bueno, legítimo y querido por el mismo Dios, que también lo honra y dota de poder.

El Santo Rosario.

Rezar el Santo rosario, nueve dia  antes del 2 de noviembre dia de las benditas animas del purgatorio.

El culto de los Difuntos



La Iglesia Católica procede con sus hijos siempre como solícita y cariñosa madre. en vida tiene para ellos su Bautismo, su confirmación y la Eucaristía y toda la rica serie de Sacramentos y sacramentales,amén de otros muchos y poderosos auxilios. Por eso, no quiere que, después de la muerte, falte a ninguno los necesarios consuelos, ayudas y honores. Podrán olvidarlos y hasta abandonarlos, sus deudos;ella jamás. De su memoria a hecho la Iglesia un Culto sagrado, un culto para aliviar  y abreviar las penas de sus almas mientras estén purificándose para entrar en el paraíso, y,al mismo tiempo, para aleccionary consolar  a los sobrevivientes.

Oración por las Benditas Animas del Purgatorio

Dios misericordioso, que nos perdonas y quieres la salvación de todos los hombres, imploramos tu clemencia para que, por la intercesión de María Santísima y de todos los santos, concedas a las almas de nuestros padres, hermanos, parientes, amigos y bienhechores, que han salido de este mundo, la gracia de llegar a la reunión de la eterna felicidad.

Santísima Virgen María, Reina del Purgatorio; vengo a depositar en tu Corazón Inmaculado una oración en favor de las almas benditas que sufren en el lugar de expiación. Dígnate escucharla, clementísima Señora, si es ésta tu voluntad y la de tu misericordioso Hijo. Amén.

María, Reina del Purgatorio, te ruego por aquellas almas por las cuales tengo o pueda tener obligación, sea de caridad o de justicia.



Dios te salve María…..

Dales, Señor el descanso eterno. Y la luz perpetua les alumbre. Descansen en paz.  Amén.

María, Reina del Purgatorio: te ruego por las almas más abandonadas y olvidadas y a las cuales nadie recuerda; tú Madre, que te acuerdas de ellas, aplícales los méritos de la Pasión de Jesús, tus méritos y los de los santos, y alcancen así el eterno descanso.

Dios te salve María…..



Dales, Señor, el descanso eterno. Y la luz perpetua les alumbre. Descansen en paz. Amén.

María, Reina del Purgatorio: te ruego por aquellas almas que han de salir más pronto de aquel lugar de sufrimientos, para que cuanto antes vayan a cantar en tu compañía las eternas misericordias del Señor.

Dios te salve María…..



Dales, Señor, el descanso eterno. Y la luz perpetua les alumbre. Descansen en paz. Amén.

María, Reina del Purgatorio: te ruego de una manera especial por aquellas almas que han de estar más tiempo padeciendo y satisfaciendo a la divina Justicia. Ten compasión de ellas, ya que no pueden merecer sino sólo padecer; abrevia sus penas y derrama sobre estas almas el bálsamo de tu consuelo.

Dios te salve María…..



Dales, Señor, el descanso eterno. Y la luz perpetua les alumbre. Descansen en paz. Amén.

María, Reina del Purgatorio: te ruego de un modo especial por aquellas almas que más padecen. Es verdad que todas sufren con resignación, pero sus penas son atroces y no podemos imaginarlas siquiera. Intercede Madre nuestra por ellas, y Dios escuchará tu oración.



Dios te salve María…..

Dales, Señor, el descanso eterno. Y la luz perpetua les alumbre. Descansen en paz. Amén.

Oración



Virgen Santísima, te pido que, así como me acuerdo de las benditas almas del Purgatorio, se acuerden de mí los demás, si he de ir allá a satisfacer por mis pecados. En ti, Madre mía, pongo toda mi confianza de hijo, y sé que no he de quedar defraudado.

Amén.

Acto heroico de caridad por las Benditas Almas del Purgatorio

Dios mío, para tu mayor gloria y  por los méritos de Jesús y de María, te ofrezco y cedo por las almas del Purgatorio la parte satisfactoria de todo el bien que haga y de cuantos sufragios reciba después de mi muerte. Dispón de todo según tu santa voluntad.



Devoción de los cien Réquiem

Este piadoso ejercicio, en sufragio de las Almas del Purgatorio, se compone de diez Padrenuestros y de cien Réquiem. (Dales Señor, el descanso eterno). Se puede usar un Rosario y pasarlo dos veces, diciendo en cada misterio:

  1. 1. Un Padre nuestro.
  2. 2. La invocación: “Jesús mío, ten misericordia de las Almas del Purgatorio, especialmente del alma de ___________, o bien del alma más olvidada”.
  3. 3. Diez veces la jaculatoria: “Dales, Señor, el eterno descanso. y la luz perpetua les alumbre. Descansen en paz. Amén.

2 pensamientos en “El Culto de los Santos y el Culto de los Difuntos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *