la palabra culto:tipos de culto dentro de la Iglesia Catolica



Significado de la palabra “CULTO”


El diccionario de Westerns traza el origen de la palabra “culto” a la palabra del Latino cultus, que viene de colere, que quiere decir cultivar o adorar. En la última parte del siglo pasado, sin embargo, la palabra “culto” ha adquirido un significado diferente. Esto ha ocurrido principalmente por causa de algunos pequeños grupos religiosos que son diferentes a las religiones establecidas. Algunos de estos grupos han sido célebres y han terminado en una gran tragedia. Por lo tanto, la mayoría de los pequeños grupos religiosos son vistos como algo siniestro y abominable.

Usando la terminología moderna, la Iglesia de Dios al comienzo fue considerada como un culto. Esto es hecho evidente en Hechos 28:22, donde ella fue marcada como una secta. El mundo en ese entonces formalmente no reconoció a la Iglesia del Nuevo Testamento porqueen todas partes se habla contra ella.”

ENTONCES COMO DEFINIR LA PALABRA CULTO? El concepto en general de Culto, sin detallar mucho, es una actitud conductual de mantener a una cosa, objeto o persona, en un grado más alto al que tenemos los dadores del culto.
El hecho de “dar culto”, significa que consideramos al receptor del culto por encima de nosotros en ciertos aspectos, y digno de recibir honra, admiración y devoción popular.

< El de LATRÍA o de adoración

<El de DULÍA o de veneración

<El de HIPERDULÍA (veneración llevada al extremo).

La Iglesia católica distingue claramente tres clases de cultos


<Latría
es aceptar que ese ser es Dios Todopoderoso, amarlo sabiendo que es el más sublime de los seres.

<Dulía es la veneración que se siente por aquellos ejemplos de cristiandad, es un respeto de admiración.

<Hiperdulía es casi igual que la dulía solo que en este caso es para la Virgen  María pues se le ama y exalta por ser nuestra madre y madre de Dios.

Los católicos tenemos cinco tipos de culto:

1. – LATRIA ABSOLUTA: Es el culto dado solamente a Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.
2. – LATRÍA RELATIVA:
Es el culto dado a imágenes y/o reliquias de Dios (Padre, Hijo, Espíritu Santo, Santísima Trinidad y Especies de la Eucaristía)
3. – HIPERDULÍA: Es el culto a la Santísima Virgen María.
4. – DULÍA ABSOLUTA: Es el culto reservado a los ángeles y a los santos.
5. – DULÍA RELATIVA: Es el culto a las imágenes y a las reliquias de santos.

Hermanos analizaremos un documento sobre, el  culto de los Santos en general, conveniencia de este culto, canonizaciones de Santos:

EL CULTO DE LOS SANTOS EN GENERAL

< DIOS ES ADMIRABLE EN SUS SANTO

< EL CULTO DE LOS SANTOS

< CONVENIENCIA DEL CULTO DE LOS SANTOS

< CANONIZACIÓN DE LOS SANTOS

< LEGISLACIÓN ACTUAL

< LAS CANONIZACIONES EQUIVALENTES

< EL CULTO DE LOS BEATIFICADOS

< DOCTRINA DE LA IGLESIA

< CELEBRACIONES DE LOS SANTOS

< DIOS ES ADMIRABLE EN SUS SANTOS: Al Ciclo Temporal anual del Misterio Salvífico de Cristo une la Iglesia el Culto, también anual, de la Santísima Virgen y de los Santos. En ambos es Cristo, fundamental mente, el poder Santificador Cristo es el único Santo y fuente de toda Santidad y el único mediador entre Dios y los hombres. “A El toda la gloria y el poder”. Pero esta gloria suma Suya y sus atributos quiere Dios sean en alguna forma reflejados y manifestados en sus Santos, y en grado máximo en la Santísima Virgen la madre del salvador. María es el fruto más espléndido de la redención y es “la gloria de Jerusalén (del cielo), la alegría de Israel (la iglesia), y el honor del pueblo de Dios”, canta la liturgia. Y María fue canta ella misma- “a quien el omnipotente y santo hizo grande, y ensalzo a los humildes”. precisamente es a María “la grande” los Santos ”humildes” a quienes la iglesia hace coparticipar  del culto que solo a Dios es debido, para proclamar así el misterio pascual  cumplido en Ella y en ellos, espléndidamente.

< El culto de los santos: aquí se ha de entender por culto, tanto el homenaje religioso oficial que la liturgia  rinde a los Santos del cielo, como el particular de los fieles implorando su intercesión ante Dios  e imitando sus virtudes y ejemplos en orden a su perfección. Como siervo que son de Dios, incluso la Virgen solo tienen derecho a un culto inferior al a Dios sólo debido. Para la Virgen, es  el culto de “hiperdulía”, y de “dulía” para los Santos.  En efecto, solamente Dios como Uno y Trino, es adorable (culto de la” tría”); María es venerada y honrada por sobre todos los Ángeles y Santos, y los Santos y los Ángeles, como humildes siervos de Dios. Es el mismo culto que, en la fiesta común de Todos los Santos, se da a todo los bien aventurados del cielo. Dios  sobre todos, María después de las Personas Divinas, luego los Ángeles, y finalmente Todos los Santos. El grado de Gloria, de cada Santo en el Cielo, solamente Dios lo conoce; la iglesia los distingue en la liturgia, en categorías celebratorias de acuerdo a su participación en los misterios de Cristo e influjo de bienhechor  de su actuación en la tierra, como hijos de Dios y miembros distinguidos del Cuerpo de Cristo.

< CONVENIENCIA DEL CULTO DE LOS SANTOS: Durante los tres primeros siglos del Cristianismo fue conveniente que la Divinidad de Jesucristo campeara con todo esplendor sobre el mundo idólatra para eclipsar a todas las falsas deidades. Por lo mismo, fue necesario celebrar, primero, con especial pompa la Pascua gloriosa, la Epifanía y aquellas fiestas que más directamente se referían al Misterio redentor. Ahora bien, transcurrido el peligro politeísta y arriano, la Iglesia empezó a llamar más la atención sobre la Persona misma del Redentor, por lo que estableció fiestas relativas a la Humanidad de Jesús, como Navidad, la Presentación, etcétera. Dando un paso más, se atrevió ya, a favor del movimiento mariano iniciado en el concilio de Éfeso (431), a honrar con fiestas litúrgicas a la Santísima Virgen, y a los Ángeles y a los Santos Mártires; finalmente, a Santos monjes, clérigos y seglares, y en especial a los grandes pontífices y a las Vírgenes. De esta forma se fue creando el Calendario litúrgico y el siclo Santoral, subordinado al temporal, fomentando así la devoción a los Santos.

Este culto  y devoción es grato a Dios y útil a los hombres  y no pueden faltar en la Iglesia, dado que ella misma canoniza a los Santos y los propone como intercesores y ejemplo de virtudes.

“Bueno y útil “_dice el tridentino_ es invocar suplicantemente a los Santos que reinan en el cielo con Cristo, y recurrir a su intercesión y auxilio para impetrar los beneficios de Dios por Jesucristo N. Señor, que es nuestro único Redentor y Salvador.” El Vaticano II los llama hermanos e insigne bienhechores nuestros,  amigos y coherederos de Cristo. Y nos exhorta a venerarlos, a amarlos y a agradecer a Dios lo que por ellos le debemos, asegurándonos que “en los Santos Dios mismo nos habla y nos ofrece un signo de Su Reino” (LG, nn.50_51).

< CANONIZACIÓN DE LOS SANTOS: Desde una “Constitución” del Papa Alejandro III (1170), confirmada por una “Bula“ Inocencio III(1200), la canonización de los Santos, que hasta entonces corría por cuenta de los Obispos diocesanos correspondientes, pasó a ser facultad exclusiva del Romano Pontífice. El procedimiento a seguir lo fijó definitivamente Sixto V por la “Constitución Apostólica “Inmensa aeterni Dei (enero 22, 1587), confiando a la S. C. de Ritos el proceso de beatificación y canonización. Nosotros, testigos en nuestro tiempo  de constantes canonizaciones, conocemos bien la seriedad y escrupulosidad con que la Iglesia procede en estos asuntos, desafiando las  críticas más severas de los enemigos de la religión.

< LEGISLACIÓN ACTUAL: un “Motu proprio” de Pablo VI (abril 11, 1969) establece un solo proceso introductorio de “no culto”, destinado  a recoger  las pruebas de Santidad del difunto, con la autoridad ordinaria de los Obispos y a ellos delegada por el Sumo Pontífice. Luego, los Obispos, o autoridades  equivalentes para el caso, previa la consulta a la santa Sede con argumentos  válidos sobre las investigaciones  preliminares y su aprobación, introducen la causa de beatificación; examinan los escritos, vida y virtudes del “Siervo de Dios”, o martirio, e incluso el “no culto”, y así mismo los milagros efectuados. Aprobado  por el Papa  todo lo actuado, los Obispos confían a los tribunales (nacionales, o regionales o provinciales o interprovinciales) la instrucción del proceso;  o bien, el mismo Obispo diocesano, si lo prefiere, forma para el caso su tribunal en la propia Curia. Los tribunales no diocesanos los dirigen las Conferencias Episcopales  Nacionales o territoriales. La declaración oficial de Beatos y Santos, lo mismo que la beatificación  y la canonización  solemnes las efectúa el Sumo Pontífice. Esta es la canonización formal.

< LAS CANONIZACIONES “EQUIVALENTES”: Era esta una sentencia del Papa ordenando honrar como santo, para la Iglesia Universal, a un “SIERVO DE DIOS”, cuya causa nunca fue introducida o no siguió un proceso formal, pero a quien, desde tiempo inmemorial se ha rendido efectiva y legítimamente culto público, equivalente a una beatificación. Para ello, es necesario constante su verdadera historia, su vida autentica, sus virtudes y milagros, aunque no se hayan comprobado, en su tiempo, jurídicamente. Canonizados de este modo figuran en los calendarios numerosos Santos y santas, mártires y no mártires, de la antigüedad. En algunos casos, cuando existía el reconocimiento y traslación de sus reliquias a otro lugar más digno, esta “ELEVATIO CORPIS” (-PROMOCION DEL CUERPO) era la Canonización Equivalente.

En nuestros mismos días hemos sido testigos de alguna de estas canonizaciones. Recordemos a San Roque González y sus compañeros mártires su beatificación en 1931, y luego su Canonización en Mayo de 1988 por SU SANTIDAD JUAN PABLO II en su visita al Paraguay, en la ciudad de Asunción.

< El Culto de los “Beatificados”: La beatificación de un “SIERVO DE DIOS”, que precede a la Canonización, solamente autoriza un “Culto Público” restringido al Beato. Lo suele determinar el mismo DECRETO PONTIFICIO DE BEATIFICACION. SU CULTO se reduce, por lo general, a una región o cabildo o congregación religiosa o Iglesia particular, relacionadas con el Beato, o con su sepulcro o reliquia. Aparte de concesiones especiales, he aquí las condiciones normales de los Beatos:- Sus nombres no son inscriptos en calendarios  ni martirologios- sus imágenes, en cuadros, pinturas o estatuas, no pueden exponerse en Iglesias, Capillas u Oratorios públicos, y menos en Altares, ni ser llevados en procesión, ni sus reliquias. Su distintivo o emblema no es la Aureola o Diadema, sino un signo radiado en torno a su cabeza. La Beatificación es, pues, solamente un primer paso  para la Canonización, y de Culto Limitado.

< Doctrina de la Iglesia: La Canonización, como acto de magisterio eclesiásticos, según la casi unanimidad de los teólogos modernos, entraña un juicio irreformable y empeña la infalibilidad de la Iglesia. Es una forma de profesión de fe, por la cual creemos en la gloria de los Santos. En la ceremonia solemnísima de la Canonización, el Papa, como MAESTRO SUPREMO DE LA IGLESIA CATOLICA, declara dar una sentencia infalible, de ciencia  cierta usando  de la plenitud del poder apostólico, y de la autoridad de NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, de los SANTOS APOSTOLES PEDRO Y PABLO, y de la suya, asistido especialmente por el ESPIRITU SANTO. Lo que declara y define terminantemente es, que tal “BEATO”, es Santo y que toda la Iglesia ha de tenerlo así, como infaliblemente verdadero y cierto. Ser Santo, en este caso, es haber realizado la perfección  evangélica y estar en el cielo gozando de la visión beatifica, por lo que puede ser puesto como modelo de virtudes e intercesor, y recibir “CULTO”. Toda Canonización, por lo tanto, sin llegar a ser, propiamente dogma de fe, es verdad cierta y “PROXIMA A LA FE”.

< Celebraciones de los Santos: En la imposibilidad de estudiar aquí, una por una, las Celebraciones litúrgicas de los Santos, siguiendo el calendario, y ni siquiera las principales, haremos un estudio de conjunto reduciéndolo a los siguientes capítulos:

1º El CULTO DE LA SANTISIMA VIRGEN MARIA.

2º EL CULTO DE LOS SANTOS ANGELES.

3º EL CULTO DE LOS DEMÁS SANTOS, Y SUS “COMUNES” PARA LAS CELEBRACIONES.

4º EL CULTO DE LOS DIFUNTOS

5º ALGUNOS RITOS ESPECIALES DEL CICLO LITURGICO ANUAL, Y OTROS EXTRAORDINARIOS.

El uso del Misal y del Breviario, siempre aconsejados aun a los fieles, suplirá nuestro obligado laconismo. Con ello se aprenderá algo que es más precioso y práctico que el mero hecho histórico del santoral: a tener devoción autentica y a invocar con fe verdadera al Santo de cada día y a entroncar su memoria en el MISTERIO DE CRISTO SALVADOR.

El culto especial de la Santisima Virgen

1. DESPUES DE JESÚS, MARIA

2. LA LLENA DE GRACIA

3. MARIA EN EL VATICANO II

4. MARIALIS CULTUS, DE PABLO VI

5. EL CULTO MARIANO DE HYPERDULÍA

1. DESPUES DE JESÚS, MARIA.

Después de Dios y de la sagrada Humanidad de Jesucristo nada hay en el cielo ni en la tierra tan grande y tan digna de veneración y de amor como la “Santísima Virgen María”. Toda la grandeza y todas las perfecciones le vienen a María de su divina Maternidad. Dios, dice S. Buenaventura, “Puede hacer un mundo mucho mayor que el que existe, pero una madre mayor que la Madre de Dios no puede hacerla”. Y Santo Tomas lo explica así: “La Bienaventurada Virgen María”, por el hecho de ser la Madre de Dios posee una cierta infinidad del bien infinito, que es Dios, y por esta razón no puede crearse  una cosa mejor que ella, como tampoco puede hacerse nada mejor que Dios. El gran S. Anselmo orando a la Virgen, le dice: “Lo que pueden todos los Santos  y Ángeles juntos, Tú lo puedes Sola, y sin ellos”. Y S. Grignión de Montfort, escribe:”DIOS PADRE REUNIÓ EN UN SOLO LUGAR LAS AGUAS, Y LA LLAMÓ MAR; RUNIÓ EN OTRO TODAS LAS GRACIAS, Y LO LLAMÓ MARÍA”.

2.“La llena de gracias”

El Papa Pio XII en su famosa encíclica “MEDIATOR DEI”, se expresa así :” Entre los Santo del cielo se venera de un modo preeminente a la Virgen María, Madre de Dios; pues su vida, por la misión recibida del señor, se une íntimamente con los misterios de Jesucristo, y nadie, en verdad, siguió más de cerca las huellas del Verbo encarnado, nadie goza de mayor gracia y de poder cerca del Corazón Sacratísimo del Hijo de Dios, y por su medio cerca del Padre Celestial. Ella es más Santa que los querubines y serafines y goza de una gloria mayor  que los demás moradores del cielo, como quiera que es la “LLENA DE GRACIA Y MADRE DE DIOS Y LA QUE CON SU PARTO FELIZ NOS DIO AL REDENTOR…”.   

3. MARIA EN EL VATICANO II.

El Vaticano II se celebro bajo los auspicios de María Santísima y sello la Constitución sobre la Iglesia con un magnifico capítulo dedicado por entero a Ella, encuadrándola en el Misterio de Cristo y de la Iglesia, como su mejor ornamento. La historia de mari – nos enseña – empieza ya en el Antiguo Testamento y sigue de cerca a su Hijo redentor desde el “Fiat” de la Anunciación hasta la muerte del Mártir Divino, y luego en el nacimiento y ordenamiento de la Iglesia y primeros ministerios de los Apóstoles, hasta su Asunción en cuerpo y alma a los cielos. María es la gran mediadora, después de Jesús, Madre y Virgen  fecunda, tipo perfecto de la Iglesia, llena de virtudes imitables. Glorificada luego en el cielo, es esperanza cierta y consuelo constante para los hijos de Dios y suyos que peregrinamos en este mundo con paso incierto. Por eso su culto litúrgico debe ser conservado en todo su esplendor, y siempre debe ser viva y filial la devoción Mariana popular, exenta de toda superstición y cada día mas ilustrada acerca de sus dones y privilegios excepcionales. Y para recalcar aun más el papel de “María en el Pueblo de Dios y su acción y poder celestiales sobre el Cuerpo místico”, Pablo VI la proclamo, el 21 de noviembre de 1964, “Madre de la Iglesia”, dotándola más tarde de una Misa propia. Añádase a este capítulo Mariano Conciliar lo Mariano de la reforma litúrgica que vamos a ver, y sobresaldrá a plena luz de la Gloria de María.

4. “Marialis cultus”, de Pablo VI.

Entre los escritos marianos hay que destacar, en nuestros días, la “Exhortación Apostólica” de Pablo VI sobre el Culto marial, dirigida a todos los Obispos del mundo el día de la Candelaria (2 de febrero, 1974). Demuestra claramente como “la reforma litúrgica Vaticana ha permitido de manera más orgánica y con más estrecha cohesión la memoria de la Madre de Jesús dentro del Ciclo anual de los Misterios del hijo”, y lo hace con gran maestría recorriendo dicho Ciclo desde Adviento hasta la Asunción de María a los cielos e incluyendo el culto sabatino. Con el mismo intento examina todos y cada uno de los libros litúrgicos restaurados, deduciendo una confortadora constatación: “que la instauración posconciliar ha considerado con adecuada perspectiva a la Virgen en el misterio de Cristo, y en armonía con la tradición le ha reconocido el puesto singular que a Ella le corresponde dentro del culto cristiano, como Madre santa de Dios íntimamente asociada al Redentor. Como que el culto que la Iglesia universal rinde hoy a la Sma. Virgen en una derivación, una prolongación y un incremento incesante del culto que la Iglesia de todos los tiempos lo ha tributado con escrupuloso estudio de la verdad y la siempre prudente nobleza de formas” (nn. 11-15).

Imitando a María, maestra de espiritualidad, Pablo VI exhorta “a promover junto al culto litúrgico, otras formas de piedad mariana, sobre todo las recomendadas por el Magisterio, y a las populares hacer que expresen claramente la nota trinitaria y cristológica que es intrínseca y esencial al culto marial”.

Finalmente recomienda al mundo cristiano encarecidamente “dos ejercicios de piedad mariana muy difundidos en Occidente, el Ángelus y el Santo Rosario, de los que se ha ocupado vivamente la Santa Sede en varias ocasiones.”

5.EL CULTO MARIANO DE HYPERDULÍA:

Por todo lo dicho, la SANTISIMA VIRGEN recibe con razón en la IGLESIA EL CULTO LLAMADO DE HYPERDULÍA, subordinado al de suprema adoración de las tres divinas Personas, pero superior al de todos los Santos. Dicho Culto comprende tres actos principales:

a) La invocación  y reverencia a la SANTISIMA VIRGEN, a causa de su dignidad de MADRE DE DIOS y de su eximía santidad.

b) La confianza, basada en el poder y a la vez misericordiosa mediación ante Cristo

c) El amor filial y la imitación que ella se merece como MADRE ESPIRITUAL NUESTRA y por estar adornada de todas las virtudes.

Nada ni nadie mejor que el MAGISTERIO DE LA IGLESIA, ahora mismo por PABLO VI, justifica este culto especialísimo  a la MADRE DE DIOS Y DE LA IGLESIA, digno del mayor respeto, desde sus orígenes.

6.Origen y desarrollo del Culto Liturgico Mariano:

Aunque la devoción a la Sma. Virgen nació para los cristianos con el mismo cristianismo y se manifestó prácticamente de diversas maneras (Imágenes, Altares, Capillas), es difícil probar con documentos la existencia de un Culto Litúrgico Mariano anterior  a la paz de la Iglesia. Los cuatros primeros siglos fueron, sin embargo, la prehistoria de este Culto, pues el nombre de María se menciona regularmente cuando se trata del Misterio de la Encarnación se repite en algunas profesiones  de fe antigua y en la liturgia Bautismal expresando que Cristo nació del Espíritu Santo y de María Virgen. Aún más: a finales del siglo I aparece en la catacumba  de Priscila el fresco de María Madre, y es casi seguro que  se hacía de ella ya mención en la celebración de la Eucaristía, principalmente en el Canon de Hipólito (ahora en parte actualizado en la 2ª.anáfora), de la primera quincena del siglo III.De este mismo siglo es la célebre antífona mariana “SUB TUUN PRAESIDIUM”, donde se pide confiadamente su patrocinio en todos los peligros.

A partir de los concilios de Nicea (325) y de Éfeso (431) aparecen propiamente las fiestas de la Virgen: primero una global en honor de la maternidad de la Virgen, en los alrededores de  Navidad, en conexión con la Anunciación (nueve meses antes y las Candelas cuarenta días después ).

A éstas le siguieron, en el siglo V, “LA DORMITIO” o “ASUNCIÓN Y LA NATIVIDAD DE MARÍA, resultantes ambas de la dedicación de dos Basílicas a Ellas dedicadas cerca de JERUSALÉN  y de BELÉN.LA ASUNCIÓN la hizo obligatoria  en  ORIENTE EL EMPERADOR MAURICIO, en 582.

El Culto de la Virgen, lo mismo que otras prácticas legítimas de religión, tardó tanto en oficializarse por miedo a la superstición, entonces tan arraigada en el pueblo. Temiase confundir a la Madre de Dios con las diosas Cibeles, que era adorada como la madre de los dioses, y se prefirió que el Culto fuera imponiéndose por sí mismo, paulatinamente. Así sucedió que, a mediados del  siglo IV, tenía ya la Virgen en Roma dos hermosos Templos (SANTA MARÍA LA ANTIGUA Y SANTA María in transtevere) y pinturas y mosaicos en abundancia, y no tenía todavía un Culto reconocido. En cambio del siglo VI en adelante, “LA FIESTA DE LA ASUNCIÓN ABRE LA SERIE DE  LAS FIESTAS MARIANAS”, las que en lo sucesivo se multiplican prodigiosamente.

Bajo Sixto III (432-440) se erigió en Roma la primera Iglesia dedicada a la Sma. Virgen (Bethleem, después Sta. María la Mayor).donde se conserva una reliquia del Pesebre, y  a finales del siglo VI aparece allí la primera fiesta Mariana. Fue la de “SANTA MARÍA LA  MADRE DE DIOS” (DEL 1 DE ENERO), sustituida más tarde por la Circuncisión. Ahora de nuevo ha vuelto a coexistir, en ese mismo día, con la “OCTAVA DE NAVIDAD”. De hecho, al fin del siglo VII la liturgia romana tenía su primer ciclo de fiestas marianas, que se amplió en toda la Edad Media y aún más en la época moderna.

Durante los primeros siglos en las fiestas Marianas se así destacar sobre todo la Virginidad y la Maternidad de María Santísima; luego los fieles la consideraban más como Madre suya y abogada y protectora, sin dejar de ser para todos siempre  “la Madre de Dios”.

“Volviendo a la tierra sus ojos misericordiosos”. Acompañando al ciclo Litúrgico Mariano se fueron creando, poco a poco, otras formas de Culto popular, como el OFICIO PARVO, Y SOBRE TODO, EN EL SIGLO XIII, EL REZO DEL SANTO ROSARIO, que constituyó en adelante las delicias del Clero y del pueblo Cristiano. Finalmente, entonces como ahora, “LOS MISTERIOS DE LA VIRGEN MADRE VAN MEZCLADOS EN EL CICLO LITURGICO CON LOS DE SU HIJO, EL SALVADOR,UNIDA ELLA INDISOLUBLEMENTE A SU OBRA SALVIFICA Y COMO FRUTO EL MÁS ESPLENDIDO DE LA REDENCIÓN”.

El Culto de los Angeles.

La devoción a los Ángeles, y aún el Culto privado de los fieles a los mismos, puede decirse que son tan antiguos como el Cristianismo. El temor a la superstición y el peligro de que se confundiera el Culto público a los espíritus angélicos con el de los paganos a las falsas deidades, hicieron retardarlo, en Oriente hasta el siglo IV, y hasta el V en Occidente. Aunque existen algunos textos anteriores, alusivos a este culto, todavía no son del todo claros ni es seguro que se refieran al Culto oficial. En todo caso, los escritores tenían la preocupación de advertir a los paganos que el Culto angélico es distinto del que tributa a Dios, a quien solamente se debe la adoración divina. Es cuando se empezó a erigir altares y templos en honor de los Ángeles y a establecerse fiestas litúrgicas para la dedicación solemne de los mismos.

Aparte de este Culto festivo, la Iglesia dio, desde sus orígenes, amplia cabida en la Liturgia a los Ángeles invocándolos con frecuencia en sus celebraciones, e infaltablemente, todos los días en todas las misas, al final de los “Prefacios” asociándolos al Sacrificio Eucarísticos de Acción de Gracias, por antonomasia.

Así, la anáfora IV – por ejemplo – alude “A innumerables Ángeles en la presencia del Padre eterno contemplando la gloria de Su rostro, sirviéndole siempre y glorificándole sin cesar”. Con el Culto admitió también la Iglesia la imágenes aladas de los Ángeles en el arte sagrado de todos los estilos y tiempos, como uniendo la tierra con el cielo, lo humano con lo angélico y con la divinidad. Un signo imaginativo visible con la pura realidad angélica invisible. Algo como cuando en la “escala de Jacob” subían y bajaban de la tierra al cielo, y viceversa, o como los querubines que cubrían el arca de la alianza a los del “Trisagio” cantaban a la Santísima Trinidad.

El Culto de los demás Santos

Dice el Vaticano II. Además del Culto a la Santísima Virgen, “la Iglesia introdujo en el círculo anual el recuerdo de los mártires y de los demás Santos, que llegados a la perfección por la multiforme gracia de Dios y habiendo alcanzado la salvación eterna, cantan la perfecta alabanza a Dios en el cielo e interceden por nosotros. Porque al celebrar el tránsito de los Santos de este mundo al Cielo, la Iglesia proclama el misterio pascual cumpliendo en ellos, que sufrieron y fueron glorificados con Cristo; propone a los fieles sus ejemplos los cuales atraen a todos por Cristo al Padre, y por los méritos de los mismos implora los beneficios divinos” (CLV n. 104).

He aquí resumidas las razones del Culto de los Santos: alabar Dios en el cielo; interceder por los hombre; proclamar el misterios pascual cumplido en ellos por su vida y su muerte santa; proponer sus ejemplos a nuestra imitación, y llevarnos al Padre siguiendo a Cristo como ellos.

El culto de los difuntos

La Iglesia, madre solícita. La Iglesia católica procede con sus hijos siempre como solícita y cariñosa madre. En vida tiene para ellos su Bautismo, su Confirmación y la Eucaristía y toda la rica serie de Sacramentos y Sacramentales, amén de otros muchos y poderosos auxilios. Por eso, no quiere que, después de la muerte, falte a ninguno los necesarios consuelos, ayudas y honores. Podrán olvidarlos y hasta abandonarlos, sus deudos; ella jamás. De su memoria ha hecho la Iglesia un culto sagrado, un culto para aliviar y abreviar las penas de sus almas mientras estén purificándose para entrar en el Paraíso, y, al mismo tiempo, para aleccionar y consolar a los sobrevivientes.

El misterio de la muerte:

Dice el Vaticano II“es el máximo enigma de la vida humana” (GSn. 18).Es un hecho real, sobre natural y transitorio. Es, por lo tanto, un tránsito del Misterio de la muerte temporal al Misterio de la Vida eterna. Inevitablemente ha de reducirse el cuerpo a polvo, germinar en la eternidad. Para San Ambrosio, hay tres géneros de muerte: La muerte espiritual del alma, que es el pecado; la muerte del pecado, inferida por Cristo mediante el bautismo, y la muerte-  muerte, al separarse el alma del cuerpo. Es decir: la muerte moral, la muerte mística y la muerte física.

En el misterio de la muerte física solamente puede penetrar el resplandor de la fe, gracias a la cual podemos los cristianos formarnos un concepto pascual y escatológico de la muerte, aunque siempre envueltos en esa misteriosidad espiritual.

El purgatorio:

La existencia del purgatorio es dogma de fe. Es un estado pasajero de pena y tormento, para purificar las almas de los difuntos que todavía tienen faltas veniales o deben cumplir alguna pena por los pecados pasados. La posibilidad  de esa purificación después de la muerte es un don gratuito de la divina misericordia. Aún más: nos enseña con autoridad la Iglesia, que “Las almas detenidas en el purgatorio son ayudadas por los sufragios de los fieles y particularmente por el aceptable SACRIFICIO  DEL ALTAR”. (CONC. TRIDENTINO).

¿Quién, pues, sabiendo esas dos posibilidades, no apela a la divina misericordia en favor de sus muertos, con oraciones, obras de caridad, Misas, indulgencias  otros sufragios?

La pena a que los difuntos están sometidos para su total purificación, es doble: una llamada de daño,  y otra de sentido, enseña la teología. Ambas suponen sufrimientos expiatorios, no fáciles  de comprender en este mundo. Ignoramos  la duración de este proceso de purificación, por cuanto es intemporal. Lo mismo, la ayuda de los sobrevivientes debe ser constante y generosa, librando a la divina justicia administrarla conforme a Su Santa Voluntad.

Antigüedad del Culto de los difuntos

El Culto de los difuntos ha existido, de alguna manera, en todos los países, religiones y tiempo. Aunque no conste que la Iglesia Católica tuviese un rito funerario absolutamente autentico anterior al siglo V, desde el principio sepultó a los cristianos de un modo religioso y con ritos  y preses adecuados libres de todo resabio supersticioso. “Desde los primeros tiempos de la religión Cristiana guardo la Iglesia con gran piedad la memoria de los difuntos (como lo demuestran numerables inscripciones en las catacumbas romanas) y ofreció sufragios por ellos” (VAT. II, LG n. 50). Tampoco desdeño ella los cuerpos de los muertos, a los que, por el contrario, prodigó honores y agasajos, si bien se preocupó sobre todo de sus almas. No escatimó el consuelo a los sobrevivientes, más se empeñó principalmente en sufragar por sus difuntos. Y a la vez encareció con soberana elocuencia la fugacidad y mudanza del tiempo, pero haciendo resaltar, por encima de todo, los gases de la eternidad.

Peligros y desviacionese ¿Idolatría Catolica?

«Debemos estar en guardia contra el peligro de la idolatría moderna. Hoy siente el hombre la tentación de adorarse así mismo».

(Pablo VI )

Idolatría. (Del b. lat. idolatría, y este del gr. εἰδωλολατρεία).1. f. Adoración que se da a los ídolos.

Adoración y Veneración:

Procesiones, imágenes en los templos, medallas, estampas, crucifijos… ¿Se trata de legítimo culto cristiano, o de idolatría condenada por la Biblia?

Las manifestaciones de devoción católica han sido y son, muy criticadas por protestantes y hasta por algunos católicos.

Una de las mejores formas de identificar a un católico o a un protestante, es observando su actitud con respecto al CULTO RELIGIOSO. La presencia de un cuadro, estampa o medallita con una Cruz, una Imagen de la Virgen María o de algún Santo, identifican a un católico.

La ausencia de imágenes no identifica de inmediato a un protestante, pero si una persona parece fuertemente opuesta al uso de imágenes, hay mucha probabilidad de que sea protestante.
Cuando uno misiona debe llevar un distintivo de nuestra fe católica, para que la gente supiera qué religión predicamos;

¿Qué es la Idolatría?


Sin meternos en cuestiones etimológicas, podemos saber qué es exactamente la idolatría:

Es el culto de LATRIA que damos a alguien (o algo) que no es Dios.

Como sabemos que el culto de LATRIA está reservado únicamente a Dios, si damos dicho culto látrico a otro y otra que no sea Dios, estamos cometiendo el pecado de idolatría. (Abuso o peligro de desviación)
La idolatría es un pecado grave, pues implica NEGAR el carácter único de Dios, para atribuírselo a personas o cosas creadas: Es comparar a la Creatura con el Creador, comparación inaceptable bajo cualquier concepto.

Dios condena la idolatría en numerosos pasajes de la escritura:

Deuteronomio 13, 2-19;

Números 25, 1-5;

Éxodo 20, 3-5; 1Reyes 16, 32-33;

Jueces 2, 11-15; Jueces 10, 6-7; 1Juan 5, 21;

Apocalipsis 13, 4-9, etc.

¿Hay idolatría en la Iglesia Católica?

Seamos honestos, y respondamos honradamente a la pregunta: En la doctrina oficial de la Iglesia Católica no hay enseñanzas idolátricas, es decir, no hay a nivel doctrinal idolatría ninguna; la Iglesia hace énfasis en las distinciones de culto:
Numerales del Catecismo de la Iglesia Católica:
Desviaciones de culto (2111, 2113, 2581)
Adoración a Dios (347, 1121, 1123, 2083, 2135)
Culto a María, veneración  (971)
Culto a las imágenes (2131, 2132, 2141)
Culto a los Santos, intercesión (61, 956, 957, 2683)

Existen cantos y oraciones católicas que aparentemente contienen idolatría; sin embargo no son más que una expresión de devoción, porque la idolatría no está en las simples palabras, está en la actitud.
Por ejemplo, imaginemos que está expuesto el Santísimo (El mismo Cristo), y a los lados del templo hay una imagen de San Antonio de Padua.
Ahora imaginemos que llega un católico, y en vez de arrodillarse ante el Santísimo, y en vez de adorar a Cristo, pasa de largo, va derecho al Santo, e inclina su cabeza y le da un beso, le toca y reza devotamente al Santo durante diez minutos, luego se persigna y se va…

¡Sin voltear a ver al Santísimo!

¡Eso SI es Idolatría!
Es importante que los fieles católicos no caigamos en dichas actitudes, porque precisamente esto es lo que motiva la crítica de las sectas, y hacen bien, porque debemos demostrar con nuestra actitud, que no somos idólatras
1: Agradamos a Dios, quien prohíbe la idolatría
2: Les quitamos a las sectas una carta de la mano, que usan ahora para acusar de idólatras a los católicos.

Invitación: A todos los fieles les invito a que cuando recen al momento de bendecir los alimentos, ya sea desayuno, comida o cena, invoquen a Dios Padre Creador; cuando pasen frente a una Iglesia, no dejen de hacer la Señal de la Cruz, a la vez que invoquen a Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo, cuando entren a la Iglesia, antes de visitar al Santo de su devoción, se inclinen ante el Altar, recen un Padre Nuestro, y den gracias a Dios porque les permita vivir un día más, al momento de acostarse, récenle a Él primero, a Jesús por lavarnos de nuestros pecados y después, a María Santísima por ser nuestra Madre, si gustan pueden hacer una oración , al Santo de su devoción..

En los días patronales de algún Santo, no olviden asistir a Misa, aparte de la fiesta, y dedicar a Dios la alegría de ese día, aparte de leer vidas de santos, advocaciones de María Santísima, lean la Sagrada Biblia, en especial los Cuatro Evangelios, Palabra de Dios y doctrina cristiana por excelencia. Recen, y mediten  el Rosario, pero tengan bien presentes los Padres Nuestros del principio de cada misterio, y hagan énfasis, en su corazón, en las palabras del Ave María: ruega por nosotros,

y en las posteriores letanías lauretanas: Reina de los Ángeles, ruega por nosotros,

Arca de la Alianza, ruega por nosotros.

Estrella de la mañana, ruega por nosotros.

Y al pronunciar estas palabras, recuerden que es a DIOS Padre, Hijo y

Espíritu Santo, a quien le va a rogar la Virgen María por nosotros.

En pocas palabras, el fiel católico debe tener presente a Dios primero, siguiendo el primer mandamiento, y luego a María Santísima y a los Santos, porque Dios es el Alfa y el Omega, el primero y el último (Apocalipsis 22, 13)

¿Por qué hacer la Señal de la Cruz
al pasar frente a un Templo?

El Civismo nos manda saludar a la bandera colocando nuestra mano empalmada sobre el pecho, y los militares lo hacen sobre la frente. Al hacer el juramento a la bandera extendemos el brazo, y para cantar el Himno Nacional nos ponemos de pie.

Del mismo modo, al pasar frente a un templo, recordamos que ahí está Cristo, es un templo suyo, para Él, y donde viene Él en cada Misa, y ahí están en el Altar y las Imágenes que lo representan y nos recuerdan su presencia continua en el mundo (Mateo 28, 20), es un lugar Sagrado, y por lo tanto, igual le hacemos el saludo, tanto frente a las Iglesias como en los nichos donde se suelen colocar Imágenes de la Virgen, de Santos, o Cruces, cruces en el camino, cruces en la cima de algún cerro, ¡Vemos las manifestaciones de la fe cristiana en todas partes!, y por lo tanto, las saludamos con respeto, dedicando el honor del saludo a Dios nuestro Señor.

Del mismo modo en que al saludar a la bandera dedicamos el honor a la Patria, y no a la tela en sí de que está hecha la bandera, del mismo modo, al saludar a una Cruz, un templo, una imagen, dedicamos el saludo a Dios, no a la piedra del templo, al metal de la cruz o al barro de la imagen.

22 thoughts on “la palabra culto:tipos de culto dentro de la Iglesia Catolica

  • 5 septiembre 2010 at 16:07
    Permalink

    he ahí la respuesta a muchas cuestionantes y objeciones!
    eso es lo que muchos no entienden y por eso se dan las divisiones
    atentatando contra la voluntad de Cristo de estar unidos (Jn 17,21)

    Esperemos que esto sea de gran utilidad…..
    Bendiciones…

  • 27 diciembre 2010 at 14:01
    Permalink

    ni en la Biblia catolica,existe esa grnade mentira de lo que se habla sobre EL PURGATORIO asi que si mueres sin aceptar a jesucristo en tu corazon te fuistes para el infierno,amigo ni maria puede ayudarte,nadie puede hacerlo si te bautizaste y perseberastes,asta el fin de tus dias si seras salvo sino estas perdido mi amigo cristo dijo nadia viene al padre sino por mi.no existe ninguna posiblidad de que te saquen del jades osea del tormento,eso es eterno,y no intemporal,la iglesia catolica enseña pura paganeria,…..

  • 4 febrero 2011 at 19:46
    Permalink

    Saludos amoroso:Te felicito por pensar así, es tu manera de pesar y creer, pero no la de un católico y creyente en Cristo.
    La fe del cristiano no es para razonar sino para creer. El purgatorio es la última misericordia de Dios. Nadie es tan bueno (o mejor presumido) para irse directamente al cielo y nadie es tan, pero tan malo para irse directamente al infierno. Nada es imposible para Dios que tenga misericordia de nosotros pues yo creo que Dios la tendrá y si se trata de pasar por el fuego bienvenido sea. De no haber un purgatorio (que es estado de purificación del ser Ap 21,27;, que es donde un dia vamos a ir tú y yo, porque tenemos que purificarnos porque sería presumir de que ya con que yo creo en Cristo ya somos santitos y ya estoy en el cielo. Algún día lo conocerás. Pero será tarde. Es mejor creer en la misericordia de Dios que despreciarla. Pero gracias que somos libres, así nos prueba Dios.

  • 5 abril 2011 at 15:44
    Permalink

    SOLO DIOS ES UN SER VENERABLE, MARIA POR SER LA MADRE DE NUESTRO HERMANO JESUS, PERO LA IGLESIA ESTA PODRIDA, PORQUE DIVINIZAMOS A HOMBRES, HUMANOS QUE SE APROVECHAN DE LOS QUE CREEN ELLOS, OBVIO NO SON TODOS ,PERO LOS QUE NO LO SON, BIEN, CUMPLEN CON EL MANDAMIENTO QUE DEJO DIOS AMAR AL OTRO COMO A TI MISMO,
    PARA MI TODAS LAS IGLESIAS Y RELIGIONES SON UN FIASCO YA QUE SE LLENAN DE PODER,PALACIOS DE ORO, Y LOS POBRES QUE MUEREN EN INDIA, AFRICA, HAITI, POR DECIR ALGO… Y QUE DECIR DE LAS CRUZADAS, Y LA INQUISICION?…lo mismo LA MUSULMANA,LOS PROTESTANTES ECT SON TODO MAS DE LO MISMO
    ESTOY SEGURA QUE DIOS, NO MANDO A SU HIJO CON ESTA MISION ESTAN MUYYYY LEJOS…

  • 3 agosto 2011 at 1:52
    Permalink

    El código genético de la Iglesia Católica de Nuestro Señor Jesús es: Una, Santa, Católica y Apostólica: Es irrepetible, es única, es Universal (Católica)para toda la humanidad y para servir y dar a conocer el Evangelio, es Santa porque fue fundada por el mismo Jesús y avalada por la santidad de innumerables personas de carne y hueso que le dijeron “SI” a Jesús y que con su ejemplo de vida fueron el fiel reflejo de Nuestro Señor Jesús. El problema es que ni tu ni yo somos ese reflejo de Jesús en la vida diaria y nos pasamos echándole la culpa a la sociedad, a la Iglesia de nuestra falta de fe Y de nuestra IGNORANCIA.

    Busquemos la verdad, con la ayuda del Espíritu Santo, que es la Tercera Persona de la Santísima Trinidad.

    NO MAS IGNORANTES!!! ESTUDIEMOS ACERCA DE NUESTRA FE CATÓLICA.

    ES VERDAD: La existencia del purgatorio, el infierno, la presencia viva de Nuestro Señor Jesús en la Sagrada Hostia, la intercesión de nuestra Bienaventurada Virgen María a favor nuestro, que algún día le daremos cuenta a Dios cara a cara de todo lo que hicimos en esta tierra, del sacramento de la confesión de los pecados con el sacerdote para reconciliarnos con Dios, de la existencia del demonio y sus tentaciones,de la plenitud de la Santa Eucaristía, del poder de la oración, del rezo del Santo Rosario, de las apariciones de la Santísima Virgen María en Lourdes, Fátima, Guadalupe, Chiquinquirá, El topo; y otros temas que mentalidades ateas y contrarias a la fe niegan, sin hacer un estudio serio y concienzudo, sino que se dejan llevar fácilmente por corrientes que se acomodan “mejor” a su estilo de vida.

  • 12 octubre 2011 at 18:49
    Permalink

    excelente toda esta informacion pues nos hace falta a todos para saber lo que es nuestra fe catolica,que todo catolico entre comillas ignora,asi que catolicos a estudiar y que Dios los bendiga junto con sus familias,animo y vamos a hecharle ganas.va que va?

  • 14 diciembre 2011 at 12:25
    Permalink

    Hermana Maria, buenos dias
    La felicito por su informacion acerca de este tema del culto tan mal entendido por nuestros hermanos separados. Pero quisiera yo externarle mi observacion en base a como yo lo he recibido en otras informaciones:
    Culto Relativo: el dirigido a la persona ò cosa representada en una cosa ó imagen , ejem. La bandera que representa a la patria, la campana de dolores que representa el grito de libertad, etc.
    Culto Absoluto: Es el dirigido directamente a una persona o´cosa y termina en ella.
    Por lo tanto el culto a la Eucaristia siempre es absoluto , pues es Dios mismo , no una imagen o`representacion de Dios.
    Deseo que tome mi observacion con toda caridad, y si estoy equivocado le pido darme la informacion para salir de mi error .
    Que Dios la Bendiga.

  • 21 octubre 2012 at 10:43
    Permalink

    Felicito a los creadores de esta página por toda la información que ella brinda, por la argumentación y por el uso de textos y doctrina oficial.

    Me queda sin embargo una pregunta en particular y espero me la puedan ayudar a aclarar:

    ¿Dentro del culto cristiano católico, qué lugar ocupa la Biblia? en otras palabras: así como se tributan distintos tipos de culto dentro de la Iglesia (Latría absoluta, Latría relativa, hiperdulía, dulía absoluta, dulía relativa) ¿Qué clase de culto se le tributa a la Biblia? podríamos hablar en ella de una especie de Latría absoluta, dado su significado para los creyentes?

    Mil gracias y mil bendiciones.

  • 21 octubre 2012 at 10:44
    Permalink

    Felicito a los creadores de esta página por toda la información que ella brinda, por la argumentación y por el uso de textos y doctrina oficial.

    Me queda sin embargo una pregunta en particular y espero me la puedan ayudar a aclarar:

    ¿Dentro del culto cristiano católico, qué lugar ocupa la Biblia? en otras palabras: así como se tributan distintos tipos de culto dentro de la Iglesia (Latría absoluta, Latría relativa, hiperdulía, dulía absoluta, dulía relativa) ¿Qué clase de culto se le tributa a la Biblia? podríamos hablar en ella de una especie de Latría relativa, dado su significado para los creyentes?

    Mil gracias y mil bendiciones.

  • 24 octubre 2012 at 8:50
    Permalink

    La Iglesia siempre ha Venerado la Sagrada Escritura así como ha Venerado el mismo Cuerpo del Señor, ya que no cesa de tomar el Pan de vida tanto de la mesa de la palabra de Dios como del Cuerpo de Cristo para repartirselo a los fieles, sobre todo en la sagrada liturgia. (Vat. II: 21.)

  • 31 enero 2014 at 22:04
    Permalink

    HERMANOS TODOS; EL TEMA DE ESTE ARTÍCULO ES EL CULTO, NO ACEPTO LAS TÍPICAS DISTRACCIONES DE ALGUNOS HERMANOS SEPARADOS (SECTARIOS SIN OFENDER),Y TAMBIÉN DE ALGUNOS EVANGÉLICOS DE DIVERSAS IGLESIAS QUE CUANDO PARTICIPAN, LANZAN ARGUMENTOS IDÉNTICOS, ES DECIR PERTENECEN A DISTINTAS SECTAS E IGLESIAS PERO TRATÁNDOSE DE HABLAR DE LA IGLESIA CATÓLICA, SIEMPRE DICEN LO MISMO. ADEMÁS DE PONER EN LA MESA, ASÍ EN AUTOMÁTICO, DIVERSOS TEMAS DE SUS DOCTRINAS EQUIVOCADAS ASÍ COMO DE JUICIOS Y CONDENAS CONTRA “LOS CATÓLICOS”, NO HERMANOS ASÍ NO SE DIALOGA, USTEDES NO TIENEN AUTORIDAD NI SON JUECES Y MUCHO MENOS VERDUGOS, PERO SI SON AGRESIVOS, MAJADEROS LA MAYORÍA, ESA ACTITUD FÍJENSE BIEN SOLO PUEDE ESTAR DIRIGIDA POR EL PADRE DE LA DIVISIÓN, NO DEJEN QUE SATANAS SEA SU TITIRITERO. DIALOGÉMOS TEME POR TEMA, PARA PAO A PASITO ALCANZAR LA UNIDAD QUE CRISTO QUIERE, (Jn 17,21) OREMOS JUNTOS.

  • 31 enero 2014 at 22:08
    Permalink

    HERMANOS TODOS; EL TEMA DE ESTE ARTÍCULO PRINCIPAL ES EL CULTO, NO ACEPTO LAS TÍPICAS DISTRACCIONES DE ALGUNOS HERMANOS SEPARADOS (SECTARIOS SIN OFENDER), QUE CUANDO PARTICIPAN, LANZAN ARGUMENTOS IDÉNTICOS, ES DECIR PERTENECEN A DISTINTAS SECTAS E IGLESIAS PERO TRATÁNDOSE DE HABLAR DE LA IGLESIA CATÓLICA, SIEMPRE DICEN LO MISMO. NO HERMANOS ASÍ NO SE DIALOGA, USTEDES NO TIENEN AUTORIDAD NI SON JUECES Y MUCHO MENOS VERDUGOS, ESA ACTITUD SOLO PUEDE ESTAR DIRIGIDA POR SATANAS SU TITIRITERO. DIALOGUÉMOS TEMA POR TEMA, PARA PASO A PASITO ALCANZAR LA UNIDAD QUE CRISTO QUIERE, (Jn 17,21) OREMOS JUNTOS.

  • Pingback: Seguros De Moto Pasajes De La Biblia Catolica | Seguros De Auto

  • Pingback: Seguros De Motos Pasajes De La Biblia Catolica | Seguros De Auto

  • 31 agosto 2014 at 16:55
    Permalink

    En que documento oficial de la Iglesia Catolica se describen los distintos tipos de culto? Porque eso de latria relativa, dulia absoluta, etc. es algo que nunca habia escuchado. Siempre escuche los cultos de latria, dulia e hiperdulia, lo demas no se de donde lo sacaron.

  • Pingback: Carta abierta a Jesús Adrian Romero

  • Pingback: Apologética 15: Catolicismo Romano – MINASCHURCH

  • Pingback: Apologétia 16: Islam – MINASCHURCH

  • 25 junio 2015 at 15:57
    Permalink

    Una cosa es la doctrina de Jesucristo dada en la su Palabra (Biblia), y otra muy diferente, los dogmas, dados por los hombres en distintos concilios, y la Biblia , la palabra de Dios, nunca habla y oh clasifica los tipos de culto que se deban dar a las personas, pero la única verdad es que Dios condena cualquier culto que se de a cualquier cosa, oh humano vivo oh muerto: “No te harás ningún ídolo (imagen tallada), ni semejanza alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No los adorarás (No te inclinarás ante ellos) ni los servirás (ni los honrarás). Porque Yo, el S EÑOR tu Dios, soy Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que Me aborrecen, (‭Éxodo‬ ‭20‬:‭4-5‬ NBLH), fue el mismo Dios quien ordenó destruir todo altar: Entonces profanarás tus imágenes talladas recubiertas de plata, y tus imágenes fundidas revestidas de oro. Las esparcirás como cosa inmunda, y les dirás: “¡Fuera de aquí!” (‭Isaías‬ ‭30‬:‭22‬ NBLH) Aun en el Nuevo Testamento el Señor Dios todo poderoso dijo ; Profesando ser sabios, se volvieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una imagen en forma de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.

    Porque ellos cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en lugar del Creador, quien es bendito por los siglos. Amén. (‭Romanos‬ ‭1‬:‭22-23, 25‬ NBLH); y si leen todo este capítulo de Romanos, verán que el Ser humano está pagando las consecuencias, de su pecado de dejar a Dios: no por contienda, Dios los bendiga y les de sabiduría para conocer la única verdad en Cristo Jesus.

  • 15 noviembre 2015 at 21:34
    Permalink

    SI MARÍA, NUNCA PECÓ …….

    ¿¿ POR QUÉ, NO APARECE EN EL CIELO PARA TOMAR EL LIBRO DE LA MANO DE DIOS Y DESATÁR LOS SIETE SELLOS ?? (Apocalipsis 5:1-13)

    Apocalipsis 5:1-13.

    1. Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos.
    2. Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿QUIÉN ES DIGNO de abrir el libro y desatar sus sellos?
    3. Y NINGUNO, NI EN EL CIELO NI EN LA TIERRA NI DEBAJO DE LA TIERRA, PODÍA ABRIR EL LIBRO, NI AUN MIRARLO.

    ¿¿ DÓNDE ESTÁ MARÍA LA QUE LE DICEN: “AVE MARÍA PURÍSIMA SIN PECADO CONCEBIDO” ?? ¿¿ POR QUÉ LA REINA DEL CIELO NO SE ENCONTRÓ DIGNA DE TOMAR EL LIBRO, NI DE ABRIRLO, NI DE LEERLO, NI DE MIRARLO ??

    4. Y lloraba yo mucho, porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo.
    5. Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.
    6. Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra.
    7. Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono.
    8. Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del “CORDERO” (Jesucristo); todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos;

    ¿¿ DÓNDE ESTÁ MARÍA EN TODO ESTO ??

    9. y cantaban un nuevo cántico, diciendo: DIGNO ERES DE TOMAR EL LIBRO Y DE ABRIR SUS SELLOS; PORQUE TÚ FUISTE INMOLADO, Y CON TU SANGRE NOS HAS REDIMIDO PARA DIOS, DE TODO LINAJE Y LENGUA Y PUEBLO Y NACIÓN;
    10. y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.

    ¿¿ ¡¡ PERO QUE PASA, QUE NO APARECE MARÍA POR NINGÚN SITIO !! ??

    11. Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones,
    12. que decían a gran voz: El Cordero (JESUCRISTO) que fue inmolado ES DIGNO DE TOMAR EL PODER, LAS RIQUEZAS, LA SABIDURÍA, LA FORTALEZA, LA HONRA, LA GLORIA Y LA ALABANZA.

    ¿¿ ¡¡ PERO CÓMO ES POSIBLE !! ??
    ¿¿ ¡¡ DÓNDE ESTÁN LAS ALABANZAS A MARÍA LA REINA DEL CIELO !! ??

    13. Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: AL QUE ESTÁ SENTADO EN EL TRONO, Y AL CORDERO, (Jesucristo) SEA LA ALABANZA, LA HONRA, LA GLORIA Y EL PODER, POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS.

    Dios no comparte su gloria con nadie y mucho menos con las imágenes fundidas (Isaías 42:8)
    Isaías 42:8 Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro NO DARÉ MI GLORIA, ni mi alabanza a esculturas.

    NOSOTROS SABEMOS QUE NUESTRA HERMANA MARÍA ESTÁ EN EL TERCER CIELO GOZOZA Y CON VESTIDO BLANCO Y RESPLANDECIENTE EN EL PARAÍSO DE DIOS, .

    PERO TODOS LOS QUE LA ADORAN Y VENERAN AQUÍ EN LA TIERRA, TIENEN SU PARTE EN EL LAGO DE FUEGO Y AZUFRE, POR IDÓLATRAS Y MENTIROSOS. (Apocalipsis 21:8)

    ¡¡¡ A DIOS SEA TODA LA GLORIA !!!

  • Pingback: Apologética 13- Catolicismo Romano – Historia y Doctrina – MINASCHURCH

  • 20 febrero 2016 at 23:38
    Permalink

    Primero hay que estudiar mas a profundidad toda la escritura para saber si lo que estan haciendo esta bien, por que AL CREADOR DE LOS CIELOS Y DE LA TIERRA no le gusta la IDOLATRIA ni los INMUNDOS , que comen todo lo que se pone en el camino . Ni a los que cometen INIQUIDAD . ni mucho menos a los que cambian su LEY A SU CONVENIENCIA,

    QUE DICE DEUTERONOMIO 5:12
    I TODO LO QUE HACEN es IR CONTRA EL CREADOR

    PONIENDO OTRO DIA QUE NO ES . QUE MAL .

    ROMANOS 2:22
    1 CORINTIOS 10:14
    No idolatria
    Èxodo 34:13
    DEUTERONOMIO 7:5
    NO A LAS IMAGENES .
    Y HAY MAS, SOLO ESTUDIEN PARA QUE SE DEN CUENTA DE QUE ESTAN HACIENDO TODO MAL Y LOS CARDENALES Y PAPÁS DE USTEDES NO MIOS .. LO SAVEN PERO NO LES CONVIENEN DECIRLO . ESPERO QUE SE QUIERAN MAS Y A SUS SERES QUERIDOS PARA QUE VIVAN ACORDE LO QUE EL CREADOR A MANDADO .

    NO SOY CRISTIANO NI CATOLICO .

    SINO QUE TODO LO QUE HAN DISTORCIONADO ESTAS RELIGIONES . LA VERDA NO ME IMPORTA PERO EL PLOBLEMA ES QUE TODO ESTO ES COMO UN VENENO QUE CORRE SU CURSO Y SIGUE PARALIZANDO A LAS PERSONAS PARA QUE SIGAN EN DONDE ESTAN Y NO BUSCAR LA VERDA . . …..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *